Itinerario Toscana y Liguria

 

Día 1: España – Florencia
Salida en vuelo de la compañía aérea Iberia desde Madrid o Barcelona con destino a Florencia. Llegada y traslado hacia la Garfagnana, alojamiento en hotel en la localidad de Barga. Distribución de habitaciones. Presentación del programa de actividades.

Días 2 al 6: Barga (Valle de la Garfagnana)

Actividades. Desde ésta, nuestra base, desarrollaremos todo un amplio programa que a continuación os detallamos:

SOMMOCOLONIA –La excursión de hoy la dedicaremos a conocer la montaña cercana a Barga y así hacernos una idea de todo lo que nos rodea. Por ello, salimos a pie desde la misma puerta de nuestro hotel, dejando atrás Barga, nos adentramos en pleno bosque de castaños en la zona conocida como el Giardino, sendero B2 del CAI (Club Alpino Italiano), que tras atravesar un precioso tramo de bosque nos llevará en unos 20 min hasta Ponte di Catagnana, que nos servirá para cruzar el río Corsonna. Desde este punto, cogeremos un pequeño tramo de carretera que nos sube hasta el pueblecillo de Catagnana donde enganchamos con el antiguo camino empedrado que lleva a Sommocolonia, donde llegaremos en 1 h y media de tranquila subida metidos en un denso bosque. Tiempo para reponer fuerzas en la plaza del pueblo antes de dirigirnos al mirador desde el que perderemos el aliento al contemplar las primeras vistas de los Alpes Apuanos, los Apeninos y el valle del río Serchio. Aprovecharemos para conocer un poco de la historia de este pequeño pueblo que desde abajo nos parece un auténtico “nido de águilas”, y donde se libró una importante batalla en la II Guerra Mundial. De aquí seguiremos camino siempre en descenso pasando por un embriagador paisaje, bosques de castaños, pequeños pueblecitos, santuarios abandonados donde encontraremos mágicos símbolos paganos como el “scacciaguai”, cultivos de vid, hasta llegar a Albiano, ultima población antes de volver a cruzar el río y llegar de nuevo a Barga donde tendremos el resto del día libre para almorzar una buena pasta o alguna especialidad de la zona y conocer un poco mejor este precioso pueblo. Os recomendamos perderos por sus estrechas calles y plazas y especialmente la visita al sugestivo Duomo, privilegiado mirador sobre el valle del río Serchio.

Características de la excursión a pie: Altitud Barga: 410 m. Sommocolonia: 705 m Desnivel: 295 m (subida y bajada). Distancia: 12 km aprox. Duración: 5 horas aprox. con descansos incluidos.

Italia 2

Día 3: Campocatino / Castelnuovo di Garfagnana
Tras el desayuno dejaremos nuestra base para ir en dirección al corazón de los Alpes Apuanos, nuestra carretera sigue parte de la famosa Vía Vandelli (S XI d.C.), construida en su parte Garfagnina por el Duque de Modena para unir esta ciudad con Massa y el mar. En cuestión de una hora de recorrido con nuestro bus a través de preciosas carreteras de montaña habremos llegado al embalse de Vagli di Sotto, el que nos descubre cada 10 años los restos del pueblo sumergido de Fabbriche di Careggine que guarda en su regazo. Este embalse ejerce de espejo en el que se miran muchas de las cimas más importantes de estos Alpes, Monte Sumbra, Tambura, etc.

Hoy caminaremos hacia Campocatino, pequeño poblado de pastores situado a 1025 m en una de las cuencas glaciares que se forman bajo las cimas Apuanas y desde el que tendremos inmejorables vistas de estas rocosas montañas.

Iniciamos el percorso desde la población de Vagli di Sopra siguiendo las señales del sendero que entre un frondoso bosque de castaños nos sube en una hora aproximadamente hasta el poblado. Tras una pequeña parada para hacer las primeras fotos de la jornada, tomar un refrigerio en el refugio o simplemente contemplar cómo nos observa el abrumador Monte Roccandagia, continuaremos nuestra marcha ascendiendo hasta la pequeña ermita de San Viano, construida en la pared rocosa de la montaña, donde dicen se retiró a meditar un famoso místico de la zona. La ermita es muy curiosa de visitar, junto a las imágenes de santos veremos numerosos “exvotos” a la vez que sentiremos como el lugar, sus piedras resumen historia y magia. Justo al lado encontraremos una antigua y generosa fuente donde refrescarnos. Desde aquí podremos divisar todo el valle de Arnetola, hogar del mármol a cielo abierto y tumba de muchos lizzatori (deslizadores de mármol desde las alturas al valle). A estas alturas habremos entendido que la caminata ha merecido la pena. Volveremos sobre nuestros pasos hasta Campocatino. Ahora sí, haremos la típica parada para el pranzo (almuerzo italiano), que podremos regar, si nos apetece, con uno de esos buenos vinos que nos ofrece esta tierra, y que después de nuestra excursión seguro que sabe aún mejor. Sus verdes prados nos invitan a buen descanso. Tras lo cual, continuamos el camino que tras unas 2 horas de casi continuo descenso, nos llevará a Roggio siguiendo la antigua “Vía del Sale”, camino que antaño usaban los contrabandistas para llevar la sal desde la Versilia (en la costa) hasta el Valle del Serchio. Tras varias panorámicas del valle y un precioso y frondoso bosque de castaños llegaremos al bus que nos espera para llevarnos a Barga pasando primero por Castelnuovo di Garfagnana, pueblo insignia de la comarca, donde haremos una parada para visitar sus murallas, hacer algunas compras o tomar un café o una birra. Características de la excursión a pie: Altitud Vagli di Sopra: 619 m. Campocatino: 1025 m. Ermita: 1090 m Desnivel: 471 m (Subida e igual en bajada) Distancia: 15 km aprox. Duración: 5-6 horas aprox. Con descansos incluidos

Día 4: LUCCA/PISA
Tras el desayuno partimos hacia Pisa, una de las ciudades más emblemáticas de la Toscana. Con un curioso pasado de ciudad marinera aunque no situada en la costa, tiene el valor de haber sido una de las mayores potencias del Mediterráneo durante la Edad Media. Símbolo de su pasado es el imponente complejo monumental de la Piazza dei Miracoli. En estilo románico pisano fue enteramente construida de mármol de Carrara a partir del 1064, queriendo fundar la “Nueva Jerusalén”, para celebrar la victoria en la cruzada. El núcleo principal está formado por el complejo de la Catedral, el “Baptisterio” y el “Camposanto”, donde descubriremos en él mucho más que la famosa Torre inclinada, que descansa desafiando a las leyes de la gravedad, todo ello debido a la naturaleza pantanosa del terreno. Será un viaje al pasado pasear con la luz de la mañana a lo largo del rio Arno, por el mercado, por el casco medieval o por la Piazza dei Cavalieri. Aquí es donde se sitúa la famosa Escuela Normal Superior fundada por Napoleón, por la cual Pisa se señala como uno de los más prestigiosos campus universitarios y por eso es considerada una de las ciudades más jóvenes de la “Bota”. Tras la visita partimos hacia Lucca, ciudad amurallada rodeada de verdes praderas que cuenta con uno de los centros históricos más bellos de toda Italia. Pasaremos el resto de la tarde paseando entre sus jardines, torres y murallas a pie o en bicicleta (alquiler), en busca de las huellas que Napoleón dejó a su paso por esta elegante y bien cuidada ciudad. El casco antiguo de Lucca, de un perímetro de poco menos de 6 km, comprende casi 50 iglesias, entre ellas el Duomo, las iglesias de San Michelle in Foro, San Frediano, o San Giovanni, así como la Piazza dell’Anfiteatro, la Torre dei Guinigi, y la Torre del Reloj. Nos ofrece un buen resumen de la historia del arte toscano. También tendremos la oportunidad de visitar la casa natal de Puccini, el autor de Madama Butterfly, la Turandot o la Bohéme, que nació en Lucca, donde vivió y encontró su inspiración. Regreso al final de la tarde a Barga.

Lucca, Italy

 

Día 5: PASSO RADICI – RENAIO
Hoy efectuaremos una travesía a lo largo de la cresta del alto Appennino Tosco-Emiliano, que nos llevará a conocer otra bella perspectiva de los montes del centro-Italia (aquellos de los que dijo Julio Cesar que eran más bellos que la mirada de Juno). Salimos en autobús desde Barga hacia las inmediaciones del Passo delle Radici, donde llegaremos en una hora aproximadamente por frondosas carreteras de montaña. Este histórico puerto de montaña separa la Toscana de la región de Emilia Romagna, y la provincia de Lucca de la de Modena, y es muy conocido por su dureza como etapa del Giro de Italia. Nuestro recorrido sigue un agradable sendero a través de la cresta de los Apeninos. Tras varias horas disfrutando de las espectaculares vistas, un prolongado descenso nos lleva a la Vetricia, donde podremos reponer fuerzas aprovechando para probar la “Lasagna” casera o los “maccheroni di castagna e lepre” de este acogedor refugio, o disfrutar de la frescura del sus bosques donde también podremos tomar nuestro picnic. Tras la reconfortante comida, un cómodo paseo nos llevará a la población de Renaio, donde nos recogerá nuestro autobús. El recorrido, de unas seis horas con los descansos incluidos no presentará dificultad, solamente algunas subidas y bajadas suaves, siendo casi todo el camino en descenso. El itinerario se desarrolla por un fresco sendero a través de bosques de castaños, robles…, ofreciéndonos desde sus cumbres un panorama muy variado a la vez que nos permite observar tanto la vertiente Toscana como la Emiliana abrazando con la mirada los hermosos paisajes de estas dos regiones del “corazón” de Italia.

Características de la excursión: Altitud Passo delle Radici: 1525 m. Monte Romaio: 1700 m. Refugio Vetricia: 1300 m. Renaio: 1013 m Desnivel subida: 175 m Desnivel bajada: 687 m Distancia: 18 km aprox. Duración: sobre 6 horas con descansos incluidos.

 

Día 6: Parque Nacional de “le Cinque Terre”
Hoy saldremos un poco más temprano que de costumbre, para aprovechar bien el día. Abandonamos nuestra amada Toscana por unas horas, eso sí, por una buena causa. Nuestro bus nos llevará a la costa de Liguria, hasta encontrarnos con el golfo de La Spezia, importante puerto marítimo que nos da la entrada al parque. Las 5 Terre se componen de 5 pequeños pueblos de pescadores (Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso) ubicados en lugares imposibles e invisibles frente al estupefacto Tirreno. Pero este parque no es solo eso; es entre otras cosas la cultura de un mar y de una tierra que ha hecho a estas gentes de la Liguria marina adaptarse a cultivar sus vides arrebatándole la tierra a la montaña, amén de la riqueza en especies marinas y terrestres que hacen de esta reserva natural un lugar único en el mundo. Tendremos el día libre para recorrer el parque a nuestro aire, a pie por la red de senderos que existe a tal efecto para ir de un pueblo a otro, bañarnos en las azules aguas de este mar tan nuestro o hacer un recorrido en el tren que también los conecta continuamente, en barco, o una mezcla de todas estas cosas…. Por la noche tomaremos el tren que en un corto recorrido nos lleva de vuelta hasta la ciudad de La Spezia, donde nos espera nuestro bus para regresar a nuestro alojamiento en Barga.

Italia 5

DÍA 7: BARGA – SIENA
Tras el desayuno, nos despediremos del hotel, de Barga y la Garfagnana para adentrarnos en la otra Toscana, la del Chianti, los Medici y otras maravillas. Partimos hacia Siena, una de las ciudades “joya” de la Toscana. Abigarrada entre colinas, sus calles resumen historia por cualquier rincón y tradiciones antiquísimas como “El Palio”. La hermosa ciudad medieval, sorprendentemente bien conservada, es una mágica mezcla de calles estrechas y magníficos edificios alrededor de la gran Piazza del Campo, donde se celebran las famosas carreras de caballos del Palio, que enfrentan a las 17 Contrade (barrios) de la ciudad el 2 de julio y el 16 de agosto de cada año. Desde aquí es obligado dirigirse hacia el impresionante Duomo gótico y el complejo medieval del Ospedale di Santa Maria della Scala, hoy reconvertido en un gran centro de exposiciones y con un privilegiado mirador en su parte superior. También es recomendable visitar la Pinacoteca Nazionale, subir los 400 escalones de la Torre del Mangia en el Palazzo Pubblico (Ayuntamiento) o acercarse a la iglesia de San Doménico, con vistas espectaculares de la ciudad, y que alberga la Capilla de Santa Caterina de Siena. Pero sobre todo, disfrutar del paseo por las medievales calles de la ciudad, para acabar relajándose en la Piazza del Campo, tomando un “spritz” de aperitivo como un italiano más. Llegada a Siena antes del medio día. Alojamiento y tarde para disfrutar de esta sensacional ciudad y su gran ambiente.

 

DÍA 8: CASTELLINA IN CHIANTI – SAN GIMIGNANO – FLORENCIA

Partimos tras el desayuno con el propósito de afinar nuestros sentidos, y es que hoy nos adentraremos en la Toscana más clásica, la de los campos de color de verdes y ocres infinitos, la de los grandes vinos, colinas sinuosas pobladas de cipreses centenarios, de pequeños bosques, de viñedos y pequeñas ciudades amuralladas con torres en recia piedra. Los necesitaremos a todos por orden y en su justo momento. Empezaremos acercándonos al pequeño pueblo de San Gimignano, donde podremos descubrir por qué en 1990 se declaró su casco histórico medieval como Patrimonio de la Humanidad. Asentado sobra las colinas toscanas, esta piccola localidad resuma historias del antiguo Reino de Florencia entre sus murallas, donde todavía se conservan catorce torres de las más de setenta que llegó a tener. Hoy en día también es conocido por la calidad de sus uvas que producen el famoso blanco apodado Vernaccia di San Gimignano.
Después partiremos hacia la pequeña localidad de Castellina in Chianti, situada en el centro de la afamada región que da nombre a un vino que en sus diferentes edades y colores ha dado la vuelta al mundo varias veces. Aunque en esta ocasión dará la vuelta a nuestros paladares en una bodega donde degustaremos este interesante vino al ritmo de la visita. Más tarde tendremos tiempo para dar un pequeño paseo por el pueblo. Así, realizaremos una cata y degustación en una preciosa bodega, en el Palazzo Squarcialupi (siglo XV). Aquí nos ofrecerán una breve introducción a la técnica de la vinificación en relación con las disciplinas de la producción del vino Chianti Clásico y posteriormente la degustación guiada de tres vinos de la Castellina: un Chianti Classico Annata, un Chianti Classico Riserva y un “Aureo” I.G.T. Rosso Toscano, degustación acompañada de algunos aperitivos típicos de la zona. Al final de la tarde continuamos hacia Florencia. Alojamiento en hotel y primera toma de contacto con esta espectacular ciudad.

Día 9: FLORENCIA

Hoy tenemos todo el día para disfrutar a nuestro aire de la ciudad. Cimabue y Giotto, los padres de la pintura italiana, vivieron aquí, Brunelleschi, Donatello y Masaccio, fundadores del Renacimiento; Botticelli y Paolo Uccello; el genio universal Leonardo da Vinci y Michelangelo. En Florencia, gracias a Dante, ha nacido el idioma italiano; afirmado con los estudios literarios de Petrarca y Boccaccio; con Machiavello nació la moderna ciencia política y con Galileo, la ciencia moderna experimental. Sus trabajos, junto con los de muchas generaciones de artistas hasta los del actual siglo, hicieron de Florencia un museo viviente. Sus palacios y sus plazas renacentistas, como Piazza della Signoria, exhiben fuentes y estatuas famosas. Florencia tiene también interiores de una belleza incomparable. El museo más famoso de Florencia es la Galerìa Uffizi, donde quien quiera podrá encontrar las obras maestras de Botticelli, Piero Della Francesca, Caravaggio, Tiziano y Rubens. Otros magníficos museos de arte hay en Palazzo Pitti, residencia de los Medici durante 200 años, y Palazzo Vecchio, el más importante y antiguo edificio civil (1299). Florencia es también el sitio donde existen algunas de las más bellas iglesias de Italia, entre las cuales encontramos la de San Lorenzo y las capillas de los Medici realizada por Michelangelo, Santa Maria Novella y Santa Croce. Paseando por el Ponte Vecchio, el puente más antiguo de Florencia rodeado por ambos lados de pequeñas joyerías, por la Piazza del Duomo, con la catedral S. Maria del Fiore, el baptisterio y el campanario de Giotto, o descansando en los jardines Boboli o en el Piazzale Michelangelo, desde donde se atisba la ciudad, disfrutaremos de un ambiente único, de una especie de aire que lleva consigo arte, cultura y tranquilidad. Y…, además de todo esto…, Florencia es ante todo un ambiente, una forma de vida, animadas terrazas, clubes de música, restaurantes de todo tipo desde los novedosos “slow food” hasta las pizzerías de toda la vida, preciosos cafés, música y espectáculos en la calle, artesanía… O también podremos ir de compras por el mercado de la Paja en busca de la artesanía de piel o por el mercado de fruta y verdura de San Lorenzo, para compartir un ratito de la realidad popular fiorentina fuera de las rutas turísticas, o visitar el interesante Mercato Centrale, donde podremos tomar un típico tentempié florentino. Tambien podremos probar en un restaurante el típico chuletón “fiorentino” con “Vin Santo y Cantucci”. Alojamiento en el hotel en Florencia.

Italia 6

DÍA 10: FLORENCIA – ESPAÑA.
Aún tenemos la mañana para disfrutar de esta maravillosa ciudad. A la hora convenida traslado al aeropuerto de Florencia para partir hacia Madrid o Barcelona. Fin de Itinerario

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies